01 enero, 2008

Radetzky o el inicio de otro año

Como cada año, nos levantamos por la mañana (o mediodía según el caso) y al tradicional concierto de año nuevo en Viena, le siguen los saltos de los esquiadores en Innsbrück, una opípara comida sin asomo de apetito y una dudosamente merecida siesta de larga duración. De estas cuatro cosas, solo he hecho la primera, bueno, solo el final: ver la marcha Radetzky. Es el pistoletazo de salida a un nuevo año, con nuevas metas que nos fijamos y que al final... ni nos acordamos de cumplir.


Pese a no ser un entusiasta de valses, operas ni operetas, la tradición es la tradición, y al fin y al cabo, hace gracia ver como un montón de ricachones aplaudiendo al compás que marca el director de orquesta, se sienten igual que el heviata alzando al cielo su puño con dedos índice y meñique extendidos y menea la melena al viento en un concierto, y algunos de nosotros, nos vemos contagiados por ese ritmo triunfal y esas palmas con cierto toque de humor.
Pensaba empalmar prosaicamente el parágrafo anterior con lo de las metas y objetivos para 2008 de nuevo, pero parece que este día uno es un día espeso para la mente humana y no va a ser posible la concatenación lógica de ideas. Así que sin conexión alguna, paso a escribir unos cuantos propósitos para este nuevo año, usando este blog a modo de testimonio:


1- Actualizar mas a menudo el blog (este era de cajón)
2- Visitar 5 países (donde no haya estado antes)
3- Leer mas
4- Dormir menos
5- Graduarme como trader antes de otoño (y sino, graduarme a secas)
6- Hacer mas deporte (este es un clásico)


La lista no es larga, pero implica esfuerzo, compromiso y dedicación en en la mayoría de puntos. Si alguien cree que me he dejado algo... acepto sugerencias. Como colofón al post de hoy: la Marcha Radetzky del concierto de año nuevo de 1987, dirigida por Von Karajan (mas de uno estaba anoche así).



1 comentario:

cobo dijo...

Visitar 5 paises nuevos en un año? eres simplemente un vividor korle!

yo me conformo con ver un par cada año. Eso si: toca empezar a salir de Europa que hay mucho mundo que ver aún.