21 octubre, 2007

D.E.P.

Como cada sábado y cada domingo que puedo (y sino lo descargo de internet y luego lo escucho), a la 1 de la madrugada (hace 10 minutos) me disponía a oír La Rosa de los Vientos, programa de radio que descubrí hace unos 4 o 5 años y que ya lleva 10 en antena.

A cada segundo que pasaba de la 1h, al oír que el programa no empezaba con su voz, al notar que el locutor nos hablaba con tristeza, me ha asaltado esa sensación de irrealidad que traen consigo las malas noticias, aquella por la cual no acabas de creer lo que estás oyendo: la muerte por paro cardíaco hoy mismo de su conductor, Juan Antonio Cebrián.

Un hombre al que he admirado profundamente desde que conocí su obra, literaria y radiofónica, hasta el punto de idolatrarlo. Sus libros me han acompañado en los últimos años, sus relatos radiofónicos y los de la gran familia que era, es y será La Rosa de los Vientos amenizaban mis horas de insomnio o mis paseos. Saber que no voy a ir a la librería a buscar un nuevo libro suyo, saber que todo lo que oiga a partir de ahora será grabado, saber que con él se va el mejor programa de divulgación radiofónica de la historia, me hace sentir una tremenda tristeza, me hace sentir un poco huérfano. Descanse en Paz, Y si el mas allá lo permite, ahora podrá conocer a aquellos personajes históricos que nos puso en la palma de la mano para nuestro conocimiento y asombro. Al mayor divulgador histórico de nuestro tiempo

Esta noche es para mi, una noche muy triste.

Juan Antonio Cebrián Zúñiga (Albacete, 30 de noviembre de 1965, fallecido el 20 de octubre de 2007) fue periodista, escritor y locutor de radio. Conocido sobre todo por sus programas de radio, como La red, Azul y verde y Turno de Noche. Actualmente, y desde 1997 dirigía y presentaba el programa de radio La Rosa de los Vientos, en la emisora española Onda Cero.

Fue fundador y director de la revista La Rosa de los Vientos y participó en publicaciones como Arqueología, Muy Interesante, Enigmas del hombre y del universo y Más Allá de la Ciencia. Colaboró con el magazine dominical del diario El Mundo y con la revista Historia de Iberia Vieja. Además, fue director de la colección literaria "Breve historia" de ediciones Nowtilus.

Comunicado del fallecimiento de J.A. Cebrián en Onda cero Onda Cero informa a sus oyentes de una noticia que ojalá no hubiéramos tenido que contar nunca. La noticia de la muerte de un compañero. Ha fallecido Juan Antonio Cebrián, de repente, por culpa de un infarto traicionero que llegó esta tarde sin avisar, sin darle ocasión a Juan Antonio de despedirse de ustedes, la familia de los oyentes de Onda Cero y la familia de sus oyentes de La Rosa de los Vientos. [...] Esta noche la familia de Onda Cero, y la familia de La Rosa de los Vientos, está enlutada. Hoy la vida -siempre imprevisible- nos ha dejado sin uno de los grandes de este medio. Sólo la muerte le podía impedir acudir a la cita con la audiencia. Sólo la muerte podía apartarle de este micrófono que era suyo. Esta es la noticia que ojalá nunca hubiéramos tenido que dar. Que se nos ha ido Juan Antonio Cebrián. Uno de los grandes. Uno de los buenos. Uno de los nuestros.

Dejo en homenaje un video con la canción de Mago de Oz, la que crearon inspirandose en el programa de Cebrián. Tras la muerte de Juan Diego, mi "hermano de Roma", también él tuvo una canción dedicada por ellos. Ironias del destino que le dejan a uno con el gesto desencajado. Seguro que habrían hecho buenas migas.

1 comentario:

satxoska dijo...

ciertamente ha sido un palazo horrible, una madrugada amarga la que estamos pasando
yo llevaba 10 años siguiéndolo, se podría decir que me he criado con sus enseñanzas y ahora cuando podría agradecérselo, se marchó